Etiquetado: UEFAChampionsLeague

Tiempo fuera

Me das motivos, fútbol. No encuentro manera de evadir un tema tan actual y del que, justamente, siempre he tenido algo por decir.

Se sacudió Twitter y el asombro se esparció por la redacción de muchos medios de comunicación con la noticia del despido de Claudio Ranieri, EX-entrenador del Leicester City y uno de los hombres que hizo posible su título en la temporada pasada de la Premier League.

Ranieri, graduado como director técnico por una extensa carrera que comenzó en 1986 en Italia tras retirarse de las canchas, no estaba obteniendo los mejores resultados con los foxes, a pesar de tener aún en sus filas a Vardy, Mahrez y compañía. A día de hoy, el equipo acumula solo 21 puntos en 25 partidos jugados. Ubicados en el puesto 17 de la tabla de posiciones, los vigentes campeones de Inglaterra están a un paso de la zona de descenso.

Pero el onceno dirigido por el italiano no se había rajado en la Champions League. A nivel continental, el equipo pasó como primero de su grupo a los octavos de final y se pensaba que podría sacarse chispas con el Sevilla de Sampaoli en el Sánchez-Pizjuán. Sin embargo, la mecha se le apagó a los blues, quienes regresaron derrotados a casa.

Y a Claudio Ranieri, el estratega que le plantó cara a los grandes de la Premier con un planteamiento agresivo, mucha velocidad y delanteros ávidos de gol, se le terminó el contrato. El moldeador del Leicester campeón no tiene más tiempo para pensar en cómo dejar de perder.

El trabajo del entrenador – desde mi ignorancia – se basa en un profundo conocimiento de los jugadores, así como del rival. A partir de esto es que surgen las tácticas y se realizan los movimientos necesarios para conseguir la victoria. Y en esta fórmula el ingrediente secreto es el tiempo. La confianza, tan importante en las relaciones humanas, no se consigue de buenas a primeras. El DT necesita de tiempo para conocer a sus jugadores y éstos al hombre que les dirá cómo sacar provecho de lo que hacen.

Tiempo también se necesita para estudiar al contrario; qué propone, cómo ha cambiado, qué se puede aprovechar. Y tiempo es vital para desarrollar el proyecto deportivo. Mantenerse como el mejor de Inglaterra seguramente estaba soportado por un plan. Que no estaba dando resultados es indudable, pero ¿y si Ranieri también tenía una estrategia para apagar el incendio?

Usualmente se abren y se cierran las puertas de los clubes por la entrada y salida de entrenadores quienes no dan los resultados esperados en el tiempo determinado por hombres quienes, probablemente, no saben tanto de fútbol como aquel que consideran que ya no sirve. Los DT cesantes en el fútbol comúnmente aducen a lo mismo: falta de tiempo para desarrollar su proyecto deportivo ¿Y si tienen razón? Ranieri me da motivos para pensarlo, porque un hombre que logró lo impensado con un equipo ‘chico’ en Inglaterra podía tener un plan para alejarse del abismo; lo que le faltó fue tiempo.

Anuncios

Sobre Real Madrid Vs. Manchester United

David de Gea, arquero del Manchester United, en una increíble tapada en el encuentro. FOTO: Getty Images.

David de Gea, arquero del Manchester United, en una increíble tapada que le valió el título de jugador del encuentro. FOTO: Getty Images.

Por los octavos de final de la UEFA Champions League se dieron cita, en el Santiago Bernabéu, Real Madrid y Manchester United; dos de los equipos más grandes del mundo, tanto a nivel futbolístico como a nivel de organizaciones. Lo que prometía ser un choque a muerte para lograr avanzar en la competencia más importante de los clubes europeos, dejó la serie abierta y un importante precedente para el partido de vuelta, el próximo 5 de marzo en el Old Trafford. A continuación 5 precisiones sobre el encuentro:

  1. Sin duda alguna el jugador del partido fue el arquero David de Gea, clave en el resultado pues tapó varios remates al arco que pudieron haber equilibrado la balanza a favor del equipo ‘merengue’.
  2. Manchester United con su modestia no jugó a ganar, sin embargo, aprovechó los errores del rival y se llevó un buen resultado a casa, donde seguramente ‘los diablos rojos’ darán todo de sí para avanzar en la competencia. Jugaron bien, sí, pero permitieron que sus contrincantes se movieran fácilmente e hicieran mucho en su campo.
  3. Real Madrid necesita con urgencia un referente por la zona derecha; los errores de Álvaro Arbeloa posibilitaron peligrosos avances del rival y desaprovecharon oportunidades que pudieron significar el segundo gol de los españoles. De igual forma, el equipo necesita sus mejores jugadores al 100 por ciento (especialmente Iker Casillas y Xabi Alonso).
  4. Si Robin Van Persie se contuvo en el Bernabéu no me quiero ni imaginar lo que le espera a la defensa madridista en Manchester. Danny Welbeck, Wayne Rooney y Shinji Kagawa también serán peligrosos.
  5. En el caso del Real Madrid, Mesut Özil, Ángel Di María y Cristiano Ronaldo prometen sorpresas. Por el bien del espectáculo espero que Gonzalo Higuaín y Karim Benzemá afinen su puntería.

Si bien no soy experta en el deporte más bello del mundo, en calidad de hincha puedo decir que el choque entre Real Madrid y Manchester United, más que un atractivo encuentro de octavos, es una final adelantada de donde sólo un equipo saldrá airoso y podrá seguir soñando con ganar el trofeo más importante de Europa, a nivel de clubes, obviamente. El 5 de marzo se verá un derroche de talento pues tanto los muchachos de José Mourinho como los dirigidos por Sir Alex Ferguson saltarán a la cancha a ganar su pase a cuartos de final con buen fútbol y amor por su camiseta. Habrá que esperar, entonces, para ver quiénes se quedarán en el camino y quienes estarán más cerca de la gloria.

Resumen del partido en el sitio Web oficial de la UEFA.