Etiquetado: SexAndTheCity

Simplemente no te quiere

¡ME ENCANTA! Simplemente no te quiere es una montaña rusa de emociones – en la que pasas fácilmente de la risa al llanto – donde siempre estás aprendiendo y te entretienes a la misma vez. Es la representación fiel de las relaciones sentimentales a partir de un grupo de mujeres que personifican a millones.

La película se ocupa de la vida amorosa de 5 mujeres relacionadas entre sí de diversas formas. La primera de ellas – y la también protagonista – es Gigi (Ginnifer Goodwin), una joven soltera obsesionada con la idea de conseguir rápidamente al hombre de sus sueños que, tras ir de cita en cita y con la ayuda de (quien lo creyera) un hombre, encuentra el verdadero amor. Sus amigas Beth (Jennifer Aniston) – envuelta en una larga relación que no puede convertirse en matrimonio por la negativa de su novio (Neil, interpretado por Ben Affleck) – y Janine (Jennifer Connelly) – con un matrimonio lleno de mentiras que se esconde tras una perfecta fachada – constantemente tratan de ayudarla dándole los típicos consejos de amiga y, a su vez, buscan solucionar sus propios dilemas. Anna (Scarlett Johansson), atrapada en un romance intermitente con un hombre que está perdidamente enamorado de ella y por quien no siente lo mismo, termina por tener una aventura con el inconforme esposo de Janine (Ben, interpretado por Bradley Cooper), mientras que su amiga Mary (Drew Barrymore) se empeña por encontrar el amor en las redes sociales.

Esta historia que tiene lugar en la ciudad de Baltimore (Estados Unidos) y que podría llegar a ser el reflejo de una realidad propia del norte del continente americano, es el espejo del día a día de las mujeres de todo el mundo que (tómese esto como la idea de la película) sufren a causa de las relaciones sentimentales por los pensamientos absurdos compartidos por las madres y repetidos durante años por las amigas. Todo esto se puede confirmar en la secuencia introductoria de la película donde una niña es consolada por su madre y muchas otras mujeres de diversas edades lo son por sus amigas.

Hablando de amigas y después de todo lo visto en el largometraje aprovecho para hacer una petición pública; quiero que mis amigas sean siempre sinceras. Para nadie es un secreto que las mujeres nos empeñamos en mantener una ilusión aún cuando los hechos confirman la falta de interés de los hombres ¿para qué entonces una amiga que refuerza esa absurda ilusión? Lo que todas necesitamos – por nuestro bien y el de todas nuestras súper amigas – es una buena dosis de honestidad brutal cargada, obviamente, de buenas intenciones y que nos permita cerrar capítulos y seguir adelante. No más “si te lastima es porque te quiere mucho” o “se hace el indiferente porque quiere mantener latente tu interés”; cuando los hombres están interesados lo demuestran y hacen todo lo posible por quedarse con la chica que les roba el sueño, lo dijo Alex (interpretado por Justing Long) y lo confirma la población masculina del planeta.

Retomando, la propuesta narrativa de Simplemente no te quiere es muy interesante. Aunque la historia trata la experiencia de 5 mujeres diferentes con la misma profundidad y se han delimitado los capítulos por temáticas – a través de transiciones y títulos –, el espectador no pierde el hilo, la concentración ni el interés. Por el contrario, conforme avanza la película aumenta la tensión y las ganas por conocer el desenlace de Gigi, Beth, Janine, Anna y Mary.

Sobre los personajes, es preciso decir que son la viva estampa de las diferentes personalidades femeninas que existen. Sus formas de ser, actuar y vestir hacen verosímil la historia y permiten que las espectadoras se identifiquen y encuentren explicaciones a lo que les sucede así como consejos de lo que deberían hacer. Todo esto fue bien logrado con las interpretaciones del excelente grupo de actrices (y actores, por supuesto), por las escenas donde se presentan opiniones en forma de testimonio y por un muy buen guión basado en la exitosa serie Sex and the city y el libro de Greg Behrendt y Liz Tucillo Simplemente no te quiere (2004).

El largometraje es una divertida comedia romántica que vale la pena ver, no sólo para entretenerse durante un poco más de dos horas sino también para aprender a evitar dolores de cabeza generados por el desamor; la recomiendo a ojo cerrado.

Simplemente no te quiere (2009) Dirigida por Ken Kwapis

Escrita por: Abby Kohn, Marc Silverstein, Greg Behrendt y Liz Tucillo

Con: Ginnifer Goodwin, Jennifer Aniston, Jennifer Connelly, Scarlett Johansson,

Drew Barrymore, Justin Long, Ben Affleck, Bradley Cooper y Kevin Connolly

Más información en: http://www.imdb.com/title/tt1001508/

Sex and the city 2

Samantha, Miranda, Carrie y Charlotte en Nueva York. Imagen tomada de: http://periodicodeachina.blogspot.com/2010/07/sex-and-city-2-el-bolso-de-prada-marron.html

Las cuatro fantásticas por segunda vez en la pantalla gigante. La segunda entrega de vestidos de lujo, zapatos envidiables, carteras de ataque y las mejores historias que sólo pueden pasar en las vidas de ellas y, por supuesto, en Nueva York.

Confieso que cuando descubrí la serie quedé idiotizada y después de ver los dos largometrajes lo estoy aún más, sin embargo, mi ojo crítico no es muy amable en cuanto al argumento de Sex and the city 2. No me gusta, ni poquito, que a estas cuatro mujeres todo les salga a la perfección. Detesto que, incluso, salgan bien libradas de las peores situaciones cuando un simple mortal vería su fin en ellas. Y no apruebo ese bienestar utópico en el que ellas viven y que no parece costarles mucho. Con todo estoy voy a que se perdió – al menos parcialmente – el sentido de la verosimilitud en esta película.

Sí, es posible encontrar en el mundo cuatro mujeres que tengan buenos puestos de trabajo, excelentes esposos y una cuantiosa cifra en el banco. Sí, también hay en el mundo seres humanos capaces de sortear cualquier dificultad. Y sí, hay muchos millonarios en el planeta tierra que han amasado su fortuna a cambio de un mínimo de esfuerzo; pero ¿cuatro mujeres que reúnan todas estas características y que tengan tan buena suerte como para encontrarse un jeque árabe que las invite sin ningún compromiso y con todo pago a su hotel de lujo en el Medio Oriente? ¿una mujer con un buen trabajo, rica, con buena suerte y que se encuentra a su ex novio – uno al que quiso demasiado y con el que tiene una buena relación – en el lugar menos pensando? ¿una segunda mujer con las mismas buenas características que después de renunciar a su trabajo encuentra uno mucho mejor en el que se siente completamente a gusto? ¿otra mujer que, a pesar de su avanzada edad, consigue un hombre extremadamente buen mozo en donde quiera que se asoma? y ¿una última mujer que siente celos de su niñera – una hermosa rubia que además es carismática y siempre anda sin sostén – la cual resulta lesbiana? Como dicen por ahí, “NO MAMES!”.

Parte del atractivo de la serie era encontrar situaciones cotidianas en las vidas de las cuatro solteras – en ese tiempo – y fabulosas que nos hacían sentir identificadas y que, en algunas ocasiones, nos daban la respuesta o siquiera alguna idea de qué hacer en caso de vivirlas. Con los largometrajes, sobretodo el segundo, las historias de Sex and the city resultan demasiado elaboradas (¿o tal vez muy poco?) e improbables. Desde mi punto de vista, el encanto de las dos películas radica en la ropa, los zapatos y los hombres que se consiguieron para deleitar a punta de gestos y pequeños parlamentos a las espectadoras. Si alguien la vio y le gustó es quizás una mujer (o un homosexual) amante de la moda.

Me sentí muy decepcionada al ver que no se trató como debía el conflicto matrimonial entre Carrie y Big. Muchas mujeres en el mundo habrían sacado provecho de un buen consejo que no se resumiera en que la vida de la protagonista es perfecta y las cosas se solucionan con un anillo de diamantes. Está bien que la función principal del cine es entretener pero sé que uno de los motivos por los cuales se comenzó a transmitir la serie es hablar de las mujeres – lo que viven y cómo son – y para las mujeres; claramente ese motivo se perdió.

Definitivamente mejoraría muchos aspectos de la película. Me quedo con algunas interpretaciones bien logradas – Samantha y sus ocurrencias siempre son una buen razón para morirse de risa – los paisajes de Emiratos Árabes, buenos cuerpos masculinos y, por supuesto, los vestidos, las carteras y los zapatos. A continuación, algo para no olvidar:

Sex and the city 2 (2010) Escrita y dirigida por Michael Patrick King.

Con: Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Kristin Davies y Cynthia Nixon.

Más información en: http://www.imdb.com/title/tt1261945/