Etiquetado: Madres

Los niños y sus ocurrencias

A continuación, las respuestas más graciosas extraídas de una encuesta a niños de segundo y tercer grado de Primaria. Fuente: Facebook.

 

¿Quién es el jefe en tu casa?

1. Mi mamá no quiere ser jefe pero tiene que serlo porque mi papá es chistoso.
2. Mi mamá. Lo sabes por la inspección de mi cuarto. Ella ve hasta lo que hay debajo de mi cama.
3. Creo que mi mamá, pero solo porque ella tiene más cosas que hacer que mi papá.

¿Por qué hizo Dios a las Madres?

1. Porque son las únicas que saben dónde están las cosas en la casa.
2. Principalmente para limpiar la casa.
3. Para ayudarnos cuando estábamos naciendo.
4. Para que nos quisieran.

¿Cómo hizo Dios a las Madres?

1. Usó tierra, como lo hizo para todos los demás.
2. Con magia además de súper poderes y mezclar todo muy bien.
3. Dios hizo a mi mamá así como me hizo a mí, solo que usó partes más grandes.
4. Yo creo que tardó mucho en hacerlas, pues mi papá dice que a veces las mujeres son muy complicadas.

¿Qué ingredientes usó?

1. Dios hizo a las madres de nubes y pelo de ángel y todo lo bueno en este mundo y una pizca de malo.
2. Tuvo que empezar con huesos de hombres y después creo que usó cuerda, principalmente.
3. Yo creo que con muchas flores …

¿Por qué Dios te dio a tu mamá en vez de otra mamá?

1. Porque somos parientes.
2. Porque Dios sabía que ella me quería más a mí que otras mamás que me quisieran.
3. Porque nos parecemos mucho.

¿Qué clase de niña era tu mamá?

1. Mi mamá siempre ha sido mi mamá y nada de esas cosas.
2. No sé porque no estaba yo allí, pero creo que ha de haber sido muy mandona.
3. Dicen que antes era muy linda.

¿Qué necesitaba saber tu mamá de tu papá antes de casarse con él?

1. Su apellido.
2. Si quería casarse con ella.
3. Pues… si tiene trabajo y si le gusta ir de compras.

¿Por qué se casó tu mamá con tu papá?

1. Porque mi papá hace el mejor spaghetti en el mundo y mi mamá come mucho.
2. Porque ya se estaba haciendo vieja.
3. Mi abuela dice que porque no se puso su gorra para pensar.
4. Para poder ser la mamá de la casa.

¿Cuál es la diferencia entre las mamás y los papás?

1. Las mamás trabajan en el trabajo y en la casa y los papás solo van al trabajo.
2. Las mamás saben hablar con las maestras sin asustarlas.
3. Los papás son más altos y fuertes, pero las mamás tienen el verdadero poder porque a ellas les tienes que pedir permiso cuando quieres quedarte a dormir en casa de un amigo.
4. Las mamás tienen magia porque ellas te hacen sentir bien sin medicina.

¿Qué hace tu mamá en su tiempo libre?

1. Las mamás no tienen tiempo libre.
2. Si lo oyes de ella, paga cuentas TODO el día…
3. Creo que… trabajar.

¿Qué haría a tu mamá perfecta?

1. Por adentro ya es perfecta, pero afuera creo que un poco de cirugía plástica.
2. Que no me regañara tanto y que me dejara ver más tele.
3. Si supiera jugar fútbol…

¿Si pudieras cambiar algo de tu mamá, que sería?

1. Tiene esa cosa rara de pedirme que siempre limpie mi cuarto. Eso le quitaría.
2. Haría a mi mamá más inteligente, así sabría que mi hermano me pegó primero y no yo.
3. Me gustaría que desaparecieran esos ojos invisibles que tiene atrás de su cabeza.

Simplemente no te quiere

¡ME ENCANTA! Simplemente no te quiere es una montaña rusa de emociones – en la que pasas fácilmente de la risa al llanto – donde siempre estás aprendiendo y te entretienes a la misma vez. Es la representación fiel de las relaciones sentimentales a partir de un grupo de mujeres que personifican a millones.

La película se ocupa de la vida amorosa de 5 mujeres relacionadas entre sí de diversas formas. La primera de ellas – y la también protagonista – es Gigi (Ginnifer Goodwin), una joven soltera obsesionada con la idea de conseguir rápidamente al hombre de sus sueños que, tras ir de cita en cita y con la ayuda de (quien lo creyera) un hombre, encuentra el verdadero amor. Sus amigas Beth (Jennifer Aniston) – envuelta en una larga relación que no puede convertirse en matrimonio por la negativa de su novio (Neil, interpretado por Ben Affleck) – y Janine (Jennifer Connelly) – con un matrimonio lleno de mentiras que se esconde tras una perfecta fachada – constantemente tratan de ayudarla dándole los típicos consejos de amiga y, a su vez, buscan solucionar sus propios dilemas. Anna (Scarlett Johansson), atrapada en un romance intermitente con un hombre que está perdidamente enamorado de ella y por quien no siente lo mismo, termina por tener una aventura con el inconforme esposo de Janine (Ben, interpretado por Bradley Cooper), mientras que su amiga Mary (Drew Barrymore) se empeña por encontrar el amor en las redes sociales.

Esta historia que tiene lugar en la ciudad de Baltimore (Estados Unidos) y que podría llegar a ser el reflejo de una realidad propia del norte del continente americano, es el espejo del día a día de las mujeres de todo el mundo que (tómese esto como la idea de la película) sufren a causa de las relaciones sentimentales por los pensamientos absurdos compartidos por las madres y repetidos durante años por las amigas. Todo esto se puede confirmar en la secuencia introductoria de la película donde una niña es consolada por su madre y muchas otras mujeres de diversas edades lo son por sus amigas.

Hablando de amigas y después de todo lo visto en el largometraje aprovecho para hacer una petición pública; quiero que mis amigas sean siempre sinceras. Para nadie es un secreto que las mujeres nos empeñamos en mantener una ilusión aún cuando los hechos confirman la falta de interés de los hombres ¿para qué entonces una amiga que refuerza esa absurda ilusión? Lo que todas necesitamos – por nuestro bien y el de todas nuestras súper amigas – es una buena dosis de honestidad brutal cargada, obviamente, de buenas intenciones y que nos permita cerrar capítulos y seguir adelante. No más “si te lastima es porque te quiere mucho” o “se hace el indiferente porque quiere mantener latente tu interés”; cuando los hombres están interesados lo demuestran y hacen todo lo posible por quedarse con la chica que les roba el sueño, lo dijo Alex (interpretado por Justing Long) y lo confirma la población masculina del planeta.

Retomando, la propuesta narrativa de Simplemente no te quiere es muy interesante. Aunque la historia trata la experiencia de 5 mujeres diferentes con la misma profundidad y se han delimitado los capítulos por temáticas – a través de transiciones y títulos –, el espectador no pierde el hilo, la concentración ni el interés. Por el contrario, conforme avanza la película aumenta la tensión y las ganas por conocer el desenlace de Gigi, Beth, Janine, Anna y Mary.

Sobre los personajes, es preciso decir que son la viva estampa de las diferentes personalidades femeninas que existen. Sus formas de ser, actuar y vestir hacen verosímil la historia y permiten que las espectadoras se identifiquen y encuentren explicaciones a lo que les sucede así como consejos de lo que deberían hacer. Todo esto fue bien logrado con las interpretaciones del excelente grupo de actrices (y actores, por supuesto), por las escenas donde se presentan opiniones en forma de testimonio y por un muy buen guión basado en la exitosa serie Sex and the city y el libro de Greg Behrendt y Liz Tucillo Simplemente no te quiere (2004).

El largometraje es una divertida comedia romántica que vale la pena ver, no sólo para entretenerse durante un poco más de dos horas sino también para aprender a evitar dolores de cabeza generados por el desamor; la recomiendo a ojo cerrado.

Simplemente no te quiere (2009) Dirigida por Ken Kwapis

Escrita por: Abby Kohn, Marc Silverstein, Greg Behrendt y Liz Tucillo

Con: Ginnifer Goodwin, Jennifer Aniston, Jennifer Connelly, Scarlett Johansson,

Drew Barrymore, Justin Long, Ben Affleck, Bradley Cooper y Kevin Connolly

Más información en: http://www.imdb.com/title/tt1001508/