Y a ti ¿qué te hace falta?

¿Alguna vez dejarás de fumar? Al verte no puedo evitar pensar que ese vicio que estás tratando de erradicar no es más que el reflejo de una carencia que ni siquiera tú reconoces. Bien sabidos son tus problemas con el alcohol y lo lejos que te llevaron – aunque ya eso sea parte del pasado – pero ¿reemplazaste un problema con otro o tus días de rehabilitación de verdad fueron eficaces?

El verte hablar, cantar, componer, expresarte, siempre me ha puesto a pensar que estás buscando desesperadamente una respuesta; que esa búsqueda incansable cada vez te arroja falsos resultados, te agota y desgasta. Sé que imaginas lo que te diré, sin embargo, creo que necesitas escucharlo: dedica todos tus esfuerzos a encontrar eso que en el fondo sabes que te falta y ahorra tiempo, dinero y esfuerzo en esos estúpidos chicles de nicotina que terminarán arruinándote.

Siéntate a pensar, desahógate, escribe, pero no envenenes tu cuerpo de una forma tan estúpida (promocionada como “sana”) que lo único que te crea son falsas expectativas además de problemas biológicos que seguramente no querrás afrontar en el futuro.

Sabes, me parecía increíble que a alguien como tú le falte algo y eso le haga tanto daño pero finalmente comprendí que haces parte de ese pequeño grupo de incomparables seres humanos tan sensibles y especiales que merecen más, que necesitan mucho más. Por eso, mientras encuentras eso que te hace falta, evita ignorar la calidad de personas que te rodean, por el contrario, aprovéchalos y llena tu vida de esa buena energía. Potencia todo tu talento y pon tus pensamientos en canciones, sabes que a muchos les llegarán. Y lo más importante de todo – bueno, después del hecho de dejar esos chicles de mierda – no sustituyas un vicio con otro, mejor ármate de valor y decídete de una vez por todas y sin intervenciones dizque divinas a dejar el cigarrillo y a quererte mucho más. Recuerda a mi abuelo, después de escucharme pedirle que no volviera a fumar, terminó esa cajetilla y dejó en el olvido más de 50 años de su absurdo vicio que ahora, diez años después, lo tienen sano y con una mejor calidad de vida… todo gracias a su voluntad y compromiso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s